La tendinopatía es una lesión que puede aparecer tras una mala postura o movimiento en tus entrenamientos. Sin embargo, es posible que se origine a través del tiempo por desgaste en los tejidos o por una mala alimentación.

En esta entrada te enseñaremos qué es una tendinopatía y cómo se origina. También conocerás los posibles tratamientos que tu especialista médico podrá indicar, y todo lo que tienes que hacer para prevenir esta dolorosa lesión.

¿Qué es una tendinopatía o tendinitis?

Se trata de una afección localizada en los tendones y que por lo general es acompañada de dolor e incapacidad para realizar movimientos articulatorios. Corresponde al desgarre, contracción forzada, o desplazamiento inapropiado del tendón. El desgaste de sus tejidos también es un factor que añade riesgo y complicación a una lesión de tendón.

El tendón une al hueso con el músculo, y son estructuras semiflexibles propensas a sufrir lesiones paulatinas o repentinas. Las lesiones relacionadas con  los tendones ocurren más cerca del hueso que del músculo.

Todos estamos propensos a sufrir algún tipo de lesión de tendón, pero es muy frecuente en atletas que desempeñan actividades físicas exigentes. Algunas de las lesiones de tendón más comunes son el codo de tenista, o la lesión del talón de Aquiles.

Causas

Las causas de las lesiones de tendón están asociadas a dos grandes factores que a continuación te explicamos:

  • Desgaste gradual: Algunas lesiones de tendón aparecen de forma gradual en el tiempo, siendo causa del uso prolongado de la articulación, o signo de envejecimiento.
  • Actividad sobre exigente: Es posible que en una sesión de ejercicios o en el trabajo hayas exigido más de la cuenta a tu cuerpo y por ende a los tendones. Esto puede derivar fácilmente en una tendinopatía.

Síntomas

Es fácil reconocer una lesión de tendón cuando notamos este grupo de síntomas en las articulaciones o zonas cercanas:

  • Dolor al mover la articulación: El dolor es el primer síntoma y el más típico en este tipo de lesiones. Es un dolor agudo e intenso que empeora al mover el tendón.
  • Ligera rigidez en la articulación: Es notoria cierta rigidez al momento de tratar de mover la parte afectada, y en algunos casos se siente cierto crujir al mover el tendón.
  • Hinchazón en la zona del tendón: Además del dolor localizado, la hinchazón hace evidente la presencia de la lesión.
  • Cierto grado de imposibilidad para mover la articulación: En casos más serios es probable que el paciente no pueda ni siquiera mover la articulación.

Tratamiento

Luego que ocurre una lesión de tendón, es importante seguir un tratamiento estricto para lograr una oportuna recuperación. El tratamiento específico puede variar según el área de la lesión, la gravedad, y las características del paciente. Sin embargo, los procesos más comunes a seguir son:

  • Reposo: Si has sufrido una lesión de tendón es necesario que tomes un descanso en las actividades físicas que involucren esa zona del cuerpo. El reposo puede variar de duración según la gravedad de la lesión y el progreso de la recuperación.
  • Analgésico: El analgésico es importante para soportar el dolor, sobre todo las primeras horas de la lesión que suelen ser las más dolorosas.
  • Comprensas frías: El frío en la zona afectada puede reducir la hinchazón y propiciar la recuperación del tendón.
  • Suplementos para regeneración del tendón: Es muy buena idea tomar suplementos dietéticos a base de colágeno que aportan nutrientes esenciales para la restauración del tendón. Tenflex en sobres es una excelente alternativa.
  • Terapia de ejercicios: El terapeuta indicará una serie de ejercicios de recuperación que deberás seguir al pie de la letra para salir de la lesión.

Prevención

Prevenir una tendinopatía implica ser consciente de lo importante que es una buena nutrición y el uso adecuado de nuestro cuerpo. Comienza considerando los calentamientos y estiramientos necesarios antes de tus prácticas o tus eventos deportivos.

La mayoría de las lesiones de tendón que tienen origen en actividades deportivas están relacionadas con falta de estiramiento y calentamiento previo.

Además, una dieta balanceada que propicie la salud de los tendones es algo esencial. Te recomendamos incorporar Tenflex a tu dieta, y consultar con tu nutricionista sobre los minerales y vitaminas que necesitas para evitar una tendinopatía.