¿Tienes pérdidas de orina? Podemos ayudarte

La mejor manera de enfrentar las pérdidas de orina ocasionales o recurrentes es contando con la información suficiente. Acompáñanos hasta el final del post y aprende cómo librarte de los efectos físicos y emocionales a través de sencillas recomendaciones.

¿Cómo puede afectar la incontinencia a mi calidad de vida?

Es indudable que la incontinencia urinaria puede afectar el estilo de vida desde múltiples perspectivas. Es incómodo saber que en cualquier momento puedes sufrir pérdida de orina, lo que lleva consigo una serie de limitaciones.

Probablemente sea cada día más difícil salir a compartir con amigos o ir al trabajo sin saber cuándo tendrás un episodio de incontinencia. Pero lo más preocupante suele pasar cuando haces de las pérdidas de orina algo rutinario en tu vida, y pasas a no tomar acciones.

Con el tiempo la incontinencia suele agravarse. Todo esto acompañado de posibles infecciones urinarias o genitales producto del mal proceso de desecho natural de orina.

Sin embargo, existe la posibilidad de comenzar un nuevo estilo de vida que permita superar paulatinamente las pérdidas de orina. Por eso hemos recogido una serie de consejos que mejorarán tu condición una vez comiences a aplicarlos con constancia.

4 consejos que te ayudarán con las pérdidas de orina

Es el momento de conocer los 4 mejores consejos que ayudarán a aliviar significativamente tus problemas de incontinencia. Recuerda que sí es posible superar esta condición pero se requiere de tu esfuerzo y perseverancia:

1. Consume líquidos de forma organizada

Muchas personas piensan que pueden mejorar su incontinencia al consumir menos líquidos. Sin embargo, esta es una idea muy equivocada, puesto que lo que debe procurarse es el consumo sano y controlado de agua y otros líquidos.

Consumir al menos 2 litros de agua al día es fundamental para mejorar tu incontinencia, pues previenes infecciones urinarias. Además, tu sistema urinario se mantendrá equilibrado, logrando así una orina menos densa.

2. Vigila la frecuencia con que vas al baño

Además de tomar líquidos con regularidad, es necesario llevar un conteo de las veces que vas al baño. Así podrás conocer si estás dentro de los estándares aceptables, o si por el contrario, tu incontinencia no mejora.

A muchas personas les sucede que no prestan atención al hecho de ir al baño durante sus horas de trabajo u ocupaciones. Aunque sientan que deben ir al baño, siempre deciden “aguantar un poco más” hasta terminar sus asuntos. Esto deriva en cuadros de incontinencia por urgencia que suelen desencadenar a su vez en otros problemas.

3. Fortalecer los músculos pélvicos

Fortalecer el suelo pélvico es uno de los tratamientos más frecuentes que se recomiendan para mejorar los problemas de incontinencia. Puedes hacerlo a partir de ejercicios especializados que te ayudarán a evitar pérdidas indeseadas de orina, en combinación con esferas vaginales como Enna pelvic Ball.

Estos son conocidos como ejercicios de Kegel, y consisten en rutinas que exigen esfuerzo a los músculos de la zona baja de la pelvis. Es así como logras un dominio paulatino de tu capacidad de contener la orina.

4. Procura un estilo de vida sana

El estilo de vida es un factor de gran incidencia en muchas enfermedades y en especial en los episodios de pérdida de orina. Una alimentación saludable es la base para evitar que la incontinencia se agrave.

Debes apartar de tu dieta las bebidas gaseosas, el exceso de cítricos, y las comidas con mucha grasa. También te recomendamos eliminar el consumo de alcohol y de tabaco, y procurar mantener un peso corporal dentro de los límites aconsejados.

La pérdida de orina o incontinencia urinaria no tiene por qué limitar tu estilo de vida. Aplica estos consejos, y consulta a tu médico si necesitas un tratamiento específico.  

 

Comentarios (0)

Aún no hay comentarios,¡sé el primero en comentar!

Nuevo comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí